Presentación
Un poco de historia
Nuestra gastronomía
Instalaciones
La espicha
La sidra
Clientes ilustres
Contacta con nosotros

Pioneros en tradición, auténticos por costumbre

La antigua casona asturiana fue construida como llagar, en 1935, y como tal, la adquirió Amador en los años 60. Pero no fue hasta 1970 que además del propio uso de fabricación de sidra, tuviese la genial idea junto con su esposa Maria Herminia de hacer espichas al público en general, siendo así pioneros en hacer de esta tradición, una forma especial de celebrar nuestros días más importantes: comuniones, bodas, bautizos...etc.

Y esta gran idea, no solo cuajó entre los asturianos, sino que por ser algo de rancia tradición asturiana, también dejó a a los foráneos entusiasmados... el estar de pié, hablando con los amigos, familiares, clientes..., mientras se degustan los manjares distribuidos por la mesa, y del tonel va saliendo sidra y más sidra, para alegrar cuerpos y almas, es una experiencia que no olvidan jamás. Además, se puede animar la reunión con folklore de la región: Grupos de baile, Bandas de gaitas, etc..., que el propio llagar se encargará de contratar.

También existe la posibilidad de servir algunas espichas sentados si el menú lo requiere, como en Bodas.

Por todo ello, se celebran numerosos Congresos nacionales e internacionales, Reuniones de empresa, y Eventos varios, porque venir a Asturias y no asistir a una espicha, no tiene perdón...

Actualmente regentan el llagar las hijas del matrimonio fundador, Elena y Esmeralda, que cuidan y mejoran las instalaciones con mucho cariño y dedicación.

     
Tfno y fax 985 361 950 · Cabueñes · GIJÓN · Asturias · España · FACEBOOK